Destinos,Europa,Irlanda del Norte,Reino Unido

Irlanda del Norte: 10 lugares que tienes que visitar

Irlanda del Norte tiene lugares fascinantes.

Naturaleza, paisajes costeros, castillos de cuento, pueblos y ciudades con encanto. Todo ello entremezclado con su historia y su folclore popular, hacen de Irlanda del Norte un lugar único que merece la pena visitar.

Haber tenido la suerte de vivir allí durante algún tiempo, me permitió a mi (Paula) descubrir muchos sitios increíbles y en este post queremos hablarte sobre algunos de ellos.

¿Estás listo para dejarte atrapar por la magia del norte?

LUGARES QUE TIENES QUE VISITAR EN IRLANDA DEL NORTE

Belfast, capital de Irlanda del Norte

Belfast, es una ciudad que algunas personas no consideran suficientemente bonita y pasan por allí de puntillas.

Es verdad, no será la ciudad más bonita que hayas visitado, pero necesita tiempo. Tiempo para que conozcas su historia, su ambiente universitario, algunos de sus rincones con encanto.

Desde visitar el City Hall, St Anne’s Cathedral u otros iconos de la ciudad como el Albert Memorial Clock o «The fish of knowledge» (el salmón del conocimiento). Cruza el puente y acércate a Titanic Quarter, conoce los astilleros donde se construyó el famoso transatlántico y visita su museo.

Si te apetece descubrir una de las zonas más bonitas de la ciudad, puedes acercarte al barrio universitario, ver Queen’s University y dar un paseo por el jardín botánico. Muy cerca también podrás encontrar el Ulster Museum.

Otra de las cosas que sí o sí tienes que hacer en Belfast es una ruta de murales. Puedes hacerla a pie o en black cab. Esto te ayudará a conocer un poco más sobre la historia de la ciudad y el conflicto político (en este post te contamos más sobre el tema).

Entre visita y visita puedes aprovechar para comer algo o disfrutar de una pinta de cerveza en alguno de los pubs más emblemáticos de la ciudad (aquí te dejamos algunas sugerencias). Durante el fin de semana, te recomendamos visitar St. George’s Market. Allí podrás picar algo e incluso comprar algún souvenir diferente mientras escuchas música en directo.

Si aún te queda tiempo, puedes salir de la ciudad. A pocos kilómetros encontrarás lugares como el Castillo de Belfast, Cave Hill (un sitio perfecto para los amantes del senderismo) o el Parlamento de Stormont.

Como puedes ver, hay muchas cosas que hacer en la ciudad del Titanic.

Ayuntamiento de Belfast

Castillo de Carrickfergus

Irlanda del Norte está repleta de castillos increíbles y el de Carrickfergus, que data de 1177, está considerado una de las estructuras medievales mejor conservadas de toda la isla de Irlanda.

Se encuentra cerca de Belfast, a menos de 20 km, por lo que te resultará fácil incluirlo en tu ruta.

Castillo de Carrickfergus

El sendero de los acantilados de los Gobbins

¿Te apetece caminar entre acantillados sobre el mar? ¡Entonces esta es tu ruta!

Aunque el entorno natural de los Gobbins data de millones de años, fue a principios en 1901 cuando el ingeniero Berkeley Deane Wise comenzó la construcción de un primer tramo del sendero y su labor finalizó con puente que llevaba a la cueva de las Siete Hermanas.

Permaneció abierto al público años después, hasta que cerró durante la Segunda Guerra Mundial. Hubo intento de abrirla en 1950, pero problemas de mantenimiento obligaron a cerrarla tan solo 4 años más tarde.

Tras 50 años cerrada, se anunció un plan muy ambicioso para reabrir la ruta. Se construyeron 15 nuevos puentes y 6 senderos suspendidos, todo ello con los últimos y más seguros materiales.

Los ingenieros crearon réplicas del puente tubular y del puente en suspensión a la cueva de las 7 hermanas qeu Wise había construído, intentando perpetuar la esencia de los originales.

El sendero que volvió a abrir en 2016, es una parada estupenda en cualquier ruta por Irlanda del norte y en especial si realizas la ruta costera de la calzada.

The Gobbins
The Gobbins

Dark Hedges

Este sendero de hayas, plantadas en el S.XVIII, es el claro ejemplo de cómo dar grandiosidad a la entrada de tu casa y es que, no era otra su finalidad.

Lo cierto es que esta especie de túnel de árboles, da cierto halo de misterio a la carretera.

Si quieres visitarlos, intenta evitar fines de semana. Es un lugar que se ha puesto muy de moda debido a su aparición en Juego de Tronos y estos son los días de mayor afluencia.

Dark Hedges

Puente colgante de Carrick-a-rede

Situado a 30 metros sobre el nivel del mar, se encuentra el puente colgante de Carrick-a-rede, que conecta tierra firme con una pequeña isla.

Se tiene constancia de que han existido durante siglos este tipo de puentes. Los pescadores los utilizaban para llegar al islote que eran un lugar idóneo para la pesca del salmón.

Puente colgante de Carrick-a-rede
Puente colgante de Carrick-a-rede

Calzada del Gigante, uno de los lugares más icónicos de Irlanda del Norte

La Calzada del Gigante es, con toda seguridad, el lugar más visitado de Irlanda del Norte y uno de los más visitados de la isla de Irlanda. En 1986 pasó a formar parte de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las columnas basálticas tan características de este paisaje, se formaron hace aproximadamente 60 millones de años, debido al enfriamiento de lava volcánica.

Sin embargo, como casi todo en la isla de Irlanda, tiene una leyenda fruto del folclore popular. Así, se cuenta que había dos gigantes, uno irlandés llamado Finn MacCool y otro escocés llamado Benandonner. Ambos eran rivales y, compitiendo por cuál de los dos era más fuerte, decidieron hacer una prueba. El gigante Finn se ofreció a construir un camino entre Irlanda y Escocia, pero fue tan laboriosa la tarea que Finn se quedó dormido.

Su mujer, Oonagh, se levantó por la mañana y vio que Finn se había quedado dormido y al escuchar las atronadoras pisadas de Benandonner y ver que se aproximaba a la casa, se dio cuenta de que era mucho más grande que Finn y de que no tendría ninguna oportunidad. Entonces, se le ocurrió ponerle a Finn un pijama y disfrazarlo de bebé. Cuando Benandonner entró y vio a ese bebé tan grande pensó: «si el bebé es así, cómo de grande será el padre». Así que salió corriendo a través de la Calzada, destruyéndola a su paso.

Puedes leer más sobre la Calzada del Gigante en este post.

Giant's Causeway
Giant’s Causeway

Castillo de Dunluce

El Castillo de Dunluce es otro de los lugares que tienes que visitar en Irlanda del Norte. Su historia se remonta siglos atrás, de hecho, hay evidencias de asentamientos allí antes de la construcción del Castillo, o más bien las ruinas, que se pueden ver en la actulidad, que datan de los siglos XVI y XVII.

Como muchas localizaciones de la zona, también ha hecho su aparición en la serie Juego de Tronos, como castillo de los Greyjoy.

Está a aproximadamente 1h de Belfast (94km). Si no dispones de coche, puedes ir de Belfast a Portrush e ir desde allí. Está solo a 6,6km del pueblo (unos 10 minutos).

Dunluce Castle
Dunluce Castle

Portrush

Esta localidad de la costa de Antrim está considerada zona de ocio y vacaciones.

Sus actividades estrella son el surf y el golf, aunque también viven de la pesca, por eso es buen lugar para disfrutar de platos de pescado y marisco.

Portrush está muy próximo de lugares como el Castillo de Dunluce o la Calzada del Gigante, por lo que puede ser un buen lugar para hacer noche o simplemente para hacer un alto en el camino.

Si decides visitarlo, no te pierdas la zona del puerto y la preciosa playa de Whiterocks, a tan sólo 4km del puerto de Portrush.

Te recomendamos visitar de Harbour Bar, junto al puerto, no pueden ser más hospitalarios.

Muelle de Portrush
Portrush

Downhill Demesne y Mussenden Temple

En el S.XVIII, Frederick Hervey, quien fuera conde de Bristol y obispo protestante en Derry, inició la construcción de este complejo en el campo.

De toda la propiedad hay dos elementos que destacan: Downhill House y Mussenden Temple.

De la casa o castillo de Downhill únicamente se conservan las ruinas. Perteneció al conde/obispo hasta su fallecimiento en 1803, pasando después a ser propiedad de su mano derecha, un primo lejano llamado Henry Hervey Aston Bruce.

En 1851, fruto de un incendio, dos terceras partes de la casa fueron destruidas. Aún así, la familia continuó ocupando el ala de la casa que se había salvado de las llamas. Años más tarde, en 1870, la casa sufrió un proceso de reedificación.

Durante los años 20, la familia Bruce decidió mudarse definitivamente a Inglaterra, por lo que la propiedad quedó abandonada.

Únicamente volvió a ser ocupada tras ser decomisada por las Fuerzas Aéreas Británicas durante la Segunda Guerra Mundial. Tras el fin de la guerra, la casa fue desmantelada y se quitó el tejado, por lo que poco a poco fue quedando en ruinas.

En 1980, las ruinas de Downhill House fueron adquiridas por National Trust, que es quien se encarga de las labores de conservación.

Respecto a Mussenden Temple, se encuentra ubicado al borde del acantilado y fue construido en 1785 con la intención inicial de servir de biblioteca para el conde/obispo. En la actualidad se utiliza para realizar eventos, como bodas.

Si tienes tiempo, baja a la playa de Downhill. Las vistas de Mussenden desde allí son increíbles.

Playa de Downhill
Downhill Beach

Londonderry

¿Sabías que Derry es la única ciudad completamente amurallada que queda en Irlanda?

Si decides visitar esta acogedora ciudad, te recomendamos un recorrido a pie. Conoce la historia de sus murallas, que cuentan con 400 años de antigüedad y disfruta de las espectaculares vistas que hay desde allí.

Cruza el Puente de la Paz, construido en 2011, que conecta ambos lados de la ciudad y acércate al Guildhall, el edificio del ayuntamiento, de estilo neogótico.

En Derry también puedes hacer una ruta de murales, visitando la conocida como People’s Gallery en la zona de Bogside, donde encontrarás, entre otros, el icónico mural de «Free Derry».

Si eres fan de la serie Derry Girls, puedes buscar el mural dedicado a ella en el lateral del Badgers Bar.

Vistas de Derry
Derry

CAUSEWAY COASTAL ROUTE

Otra forma de visitar estos y otros lugares es hacer un road trip por la ruta costera de la calzada. La ruta parte de Belfast y termina en Derry.

La distancia entre ambas ciudades son 190km, sin embargo existen pequeñas rutas o desvíos dentro de la ruta principal, por lo que los kilómetros a realizar subirán de forma considerable.

Si quieres hacer esta ruta, nos parece primodial que tengas claro todo aquello que quieres ver, ya que en función de eso necesitarás más o menos días. Nosotros recomendamos unos 5/6 días para hacer una buena ruta, sin prisas y disfrutando de cada lugar.

Mapa Causeway Coastal Route
Imagen cedida por Causeway Coastal Route.

SI AÚN TE QUEDA TIEMPO…

Si todavía tienes tiempo y quieres incluir otras paradas en tu viaje, te recomendamos:

  • Tollymore Forest Park
  • Las montañas de Mourne
  • Los lagos de Fermanagh

MAPA

En este mapa puedes encontrar las localizaciones de este post, por si pueden ayudarte a preparar tu ruta por Irlanda del Norte.


¡Esperamos que este post te haya resultado útil y que te animes a visitar Irlanda del Norte!

Si tienes cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte a preparar tu viaje 🙂

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. A mi me encanta Irlanda, pero de Irlanda del Norte no conozco nada!! Tengo muy pendiente hacer una escapada por esa zona… 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *